lunes, agosto 29, 2005

Hijos

Hoy hemos estado comentado en el trabajo el hecho curioso de que esto de la aeronáutica es algo bastante familiar. Es común encontrarse compañeros cuyo padre es aeronáutico y casi todos los profesores tienen hijos aeronáuticos.
Es curioso, en otras profesiones como farmaceútico, notario, carpintero también ocurre pero en esos casos el motivo es diferente: los hijos heredan el negocio familiar.

Como la mayor parte de los lectores son aeronáuticos, lanzo la siguiente pregunta ¿ engañariais a vuestros hijos para que se metieran en la carrera?, ¿por qué?, ¿en caso negativo, a qué querriais que se dedicaran?.

Los que no son aeronáuticos también pueden reformularse la pregunta y contestar.



El link de hoy via halon disparado : refrigeración líquida
DT: me rio yo de tu kit.

8 comentarios:

jonas dijo...

he de reconocer que un hijo aeronáutico me haria ilusión (por lo menos ingeniero) para compartir experiencias e inquietudes...

Si tengo que elegir otra me decanto por las siguientes:

- Gorrilla (esto es la leche, trabajas señalando aparcamientos a aprox. 1€ por sitio)
- Contertulio (como Ramoncín, ir de programa en programa sentando cátedra y dar un pregón de vez en cuando)

seguro que hay alguna más por ahí que le aseguraría un buen futuro a mi descendencia....

Strg.Attractor dijo...

¿Me estas diciendo que quieres tener un hijo como Ramoncin?

Macho, has perdido muuuchos puntos.

Anónimo dijo...

Hombre, yo también. Con un poco de suerte me retira.


Yo intentaría que tuviese una formación científica pese a que después se dedique a otra cosa.

Siempre me ha parecido que he sacado de mi formación mas beneficios a nivel personal que profesional.

Otro asunto es si el mejor modo de adquirir esa base es una carrera.

Excluyendo el beneficio personal y quedándose solo con el profesional pues bueno... la relación esfuerzo/beneficio tiene un valor demasiado alto (en España) como para ser recomendable.


Supongo que al final son las inquietudes 'intelectuales', y no las profesionales, de cada uno las que determinan eso, quizás adquiridas por el ambiente familiar.

DeliriumT

Alex dijo...

Aeron�autico??? por que no.
Tampoco es tan malo. Yo me lo he pasado increible en la carrera. He sufrido a ratos pero dominan los momentos cojonudos con mis colegas.
Councido con Jonas en lo que compartir inquietudes (por favor, que me salga un crio de ciencias) pero lo de Ramonc�in... pero como???? aahahhhhhhhhhhh!!!!! Ramoncinnnn!!!!!!!
Podr�ia haber elegido otro ejemplo de contertulio.
Si tengo que elegir entre los contertulios de la tele, preferir�ia que mi hijo se pareciera al Conde Lequio ;-) No hace falta que explique por que, verdad?

Strg.Attractor dijo...

Pero en otros sitios nos lo hubieramos pasado mejor..

Anónimo dijo...

Hombre, creo que hay que excluir los momentos 'extraescolares'.

Si se recomienda una carrera por las juergas con los colegas todos a Bellas Artes...

DeliriumT

Strg.Attractor dijo...

ummm...enfermeria...que se pueden hacer mas cosas con los "compañeros"

jonas dijo...

no sacemos las cosas de contexto... yo en ningún momento he dicho que quiera un hijo como ramoncín...he dicho que tenga la misma profesión, osea tocarse las narices por decir cuatro chorradas por la tele y cobrar un pastón...
lo de que se parezca al conde lequio o a ramoncín es cuestión de genetica...
(osea que también puede ser aeronautico y parecerse a ramoncín je je)

yo coincido con Alex, la verdad es que tuvimos nuestros momentos en la escuela... esas cervecitas en el parador de moncloa, el viaje fin de carrera... la ilusión que nos hacia ir a la cafetería de periodismo...

todo esto tiene su encanto...